El dulce sabor de la derrota

Hay veces en la vida que se gana, pero por desgracia esto no sucede siempre y a veces se pierde. Personalmente nunca me ha gustado perder, siempre he luchado por la victoria al máximo hasta el último minuto, pero cuando el partido se acaba debemos aceptar el resultado. La derrota es un momento por el que todos tenemos que pasar en algún momento de la vida, un momento amargo que nos hará disfrutar mejor de los momentos dulces.
Atención, cuando hablo de victorias y derrotas no hablo de ganar ese partido de tenis contra un viejo amigo, o el partido de solteros contra casados de las fiestas del pueblo. Me refiero por derrota a no conseguir ese objetivo que te habías marcado, ese plan que te salió mal, o esa persona que prefirió no estar contigo. Son aquellas situaciones que te hunden, que te dejan con la moral por los suelos, que hacen que solo tengas ganas de llorar.
Personalmente, si tuviera que poner un resultado al año en curso, creo que sería lo más parecido a un 0-8 en futbol. Es decir, simplemente desastroso. Un año para olvidar en el que en demasiadas ocasiones he tenido ganas de llorar. Un año en el que en demasiadas ocasiones he cometido errores. En definitiva, un año en el que estuve a punto de tocar el cielo pero entré de pleno en el infierno.
Pero hay que aceptar las derrotas, y utilizar estas para saborear las victorias que están a punto de llegar. Hay que utilizar el sabor amargo de la derrota para luchar con más fuerza en el próximo partido. De este modo seguro que ganaremos muchos partidos, y los disfrutaremos de un modo extraordinario, ya que la victoria es mucho más feliz después de una derrota. Señores, acepten sus derrotas, aprendan de ellas y utilícenlas para luchar con todas sus fuerzas en el próximo partido. Antes o después ganarán partidos, y saboreen ese momento, pero nunca olviden que la derrota volverá a llegar, y gracias a ella podrán disfrutar más de su próxima alegría.

Anuncios

Acerca de narref
Informatico, aficionado a la gasolina y la fotografía, y si pueden estar juntas mejor que mejor.

2 Responses to El dulce sabor de la derrota

  1. Necko says:

    Una de las cosas que más me ha costado en la vida es aceptar las derrotas, afortunadamente estoy comenzando a convivir con ellas, son parte de nuestra vida. Lo más importante es saber que donde hay éxitos hay derrotas, de las derrotas se aprende, de las derrotas aprendemos a valorar más las victorias.

    saludos.

    • narref says:

      Necko, completamente de acuerdo, pero hay ocasiones en las que se hace muy dificil aceptarlas. Espero algún dia llegar a aceptarlas, pero es un camino largo y dificil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: