Si yo no estuviera aquí

Hay días en los que me viene una pregunta a la cabeza de forma muy repetitiva: Si yo no estuviera, ¿alguien me encontraría a faltar? Sinceramente, creo que nadie en este mundo es imprescindible, y mucho menos yo, por lo que dudo que nadie me encontrara a faltar. Mi siguiente reflexión es, si nadie me echaría de menos, ¿Qué hago yo en este mundo? ¿Para que seguir divagando por aquí si nadie recuerda de mi existencia? Por desgracia, demasiada gente se ha acordado de mi cuando tenían problemas, y por la misma puerta se han olvidado de mi cuando han levantado cabeza. Cuando este comportamiento lo ves en una persona, crees que es culpa de la persona, pero cuando lo ves en personas diferentes te das cuenta que es intrínseco a la raza humana.
Estoy seguro que cualquiera de vosotros os habéis encontrado en una situación similar. Alguien a quien ayudasteis en una época de vuestra vida, que cuando levantó cabeza se olvidó por completo de vosotros. Y lo peor de esto se produce cuando te das cuenta que ahora eres tu el que necesita un hombro sobre el que llorar, o una columna con la que hablar. ¿Y a quien os encontráis? Espero que la respuesta no sea nadie, pero es posible que lo sea y en mi caso lo es. Es muy triste admitirlo, pero es cierto. Por más personas a las que hayáis ayudado no os garantiza que nadie os ayude a salir del problema.
Ahora bien, con esto no quiero decir que no hay que ayudar a nadie, todo lo contrario. Solo alguien que ha recibido la ayuda para salir de un problema sabe lo que se agradece encontrar una mano amiga durante el camino. Si después estas personas no saben devolver la mano, el tiempo, ese juez que quita y da la razón, colocará a cada uno en su lugar. Y tened en cuenta que salir de un bache sin ayuda nos hace más fuertes de cara al futuro. Nos entrena para las situaciones realmente complicadas de la vida. Nos hará supervivientes de la naturaleza.
Y volviendo al principio del tema, si en algún momento creéis que nadie os va a encontrar a faltar, pensad que no estamos aquí solo para que nos recuerden o para que se aprovechen de nosotros. Estamos aquí para disfrutar de la vida. Y vida solo tenemos una, aunque haya culturas que piensen lo contrario, no podemos estar 100% seguros. Tenemos que disfrutar esta única vida al máximo, hay que disfrutar de cada minuto como si fuera el último. No importa quien este a vuestro lado o no. Eso son cosas secundarias. Si estáis bien acompañados mejor, pero uno solo puede ser feliz sin la necesidad de esa mano, en la que nunca podremos confiar al 100%

Anuncios

Acerca de narref
Informatico, aficionado a la gasolina y la fotografía, y si pueden estar juntas mejor que mejor.

One Response to Si yo no estuviera aquí

  1. Henxu says:

    Precisamente estos días estaba pensando en escribir sobre este tema, y tu entrada me ha dado bastante inspiración para continuar redactando la entrada, que la he dejado a medias…

    Estoy de acuerdo en todo lo que has mencionado; es más… la cruda vida te lo demuestra día a día. Es como el dinero, cuando no tienes, lo echas en falta, cuando te sobra; ni te importa…

    Tan egoístas llegamos a ser una vez cubiertas nuestras necesidades, tanto físicas como psicológicas.

    Un saludo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: