Año nuevo, futuro nuevo

Dicen que con la lotería llega la navidad. Por lo tanto, supongo que oficialmente ya podemos decir que la navidad ha comenzado. Y con la navidad llegan las lucecitas por todas partes, los buenos deseos y el final de año. Es la época ideal para valorar el año que finaliza. Pensar en nuestros aciertos y nuestros errores, pensar en los buenos y en los malos momentos que ha habido, en definitiva, hacer un balance de lo que nos ha sucedido a lo largo de los últimos 12 meses.
Yo no dudaría en calificar el año en curso como el peor año de mi vida. Un año que comenzó con muchas ilusiones, ilusiones que en el ecuador del año se esfumaron como el humo de un cigarro en un día de viento. No contento con eso el destino todavía me tenía guardado un remate. Cuando creía que iba a salir del socavón, cuando veía la luz al final del túnel, cuando volvía a estar lleno de ilusiones y planes de futuro, la diosa fortuna me volvió a abandonar como se abandonan los zapatos viejos. Volverte a caer cuando te estás levantando hace que las heridas sean mayores y más difíciles de curar.
Como siempre he dicho, lo bueno de los momentos malos es que se aprende. Se aprende a superar los malos momentos y en quien se debe confiar. En este último año he aprendido más que si hubiera realizado cinco ingenierías, y lo dice alguien con una ingeniería a sus espaldas. Por suerte el año está a punto de finalizar, y estoy seguro que si la suerte me acompaña, aunque solo sea un poco, con todo lo que he aprendido a lo largo de estos doce meses el próximo año va a ser mucho mejor que el que estamos a punto de cerrar.
Solo me falta aprender una cosa. Quiero aprender a olvidarla. Quiero quitarme su imagen de mi cabeza. Quiero que mi estomago deje de dar vueltas al ver su fotografía. Quiero que su voz no retumbe en mi cabeza en los momentos de soledad. Quiero que al cerrar los ojos no me aparezca su imagen con su sonrisa única donde las haya. Quizás algún día lo consiga, pero mientras lo consigo ella será mi primer pensamiento por la mañana, mi última imagen por la noche, la fuerza que me mueve durante el día, en definitiva la locomotora de mi vida. Todo esto sin que ella lo sepa, porque nunca tuve el valor de decírselo. Mi gran error del año.
Amigos lectores, llegan unas fiestas muy especiales. Sed felices. Estad con vuestra familia y seres queridos. Pensad que el año que viene será mejor que este. Llevad cuidado con las uvas, no os atragantéis, sería una mala forma de comenzar el año. Reflexionad sobre el año que está a punto de acabar para mejorar el año próximo. Pero sobretodo, disfrutad del momento como si fuera el último, será la mejor manera de ser felices.
Feliz Navidad y próspero año nuevo

Anuncios

Acerca de narref
Informatico, aficionado a la gasolina y la fotografía, y si pueden estar juntas mejor que mejor.

One Response to Año nuevo, futuro nuevo

  1. Henxu says:

    Carpe diem!
    Así sea amigo, a reflexionar nuestro último año… buscar nuevas maneras de , no evitar el dolor ni la angustia, sino de superarlas.

    Feliz navidad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: